No pidas una carga ligera, sino una espalda fuerte.

Ha terminado el partido y los chicos han salido derrotados. Saben que esto significa que no hay posibilidad de clasificarse para la fase final. Son muchos los kilómetros realizados, los entrenamientos de preparación, los esfuerzos añadidos… y todo se va en unos minutos. Por un momento, la sensación es de desolación total. Hay lágrimas. Parece…

Detalles