Técnica de portero

El periodo de aprendizaje del futbol más importante de su vida

Un comentario interesantísimo en una reunión de profesores me hizo pensar. Fue un comentario de pasada, sin mala intención pero donde se dejaba muy mal el entrenamiento analítico, como si fuera algo del pasado, anticuado y desechable. Me hizo pensar en lo que eso significaba. Está claro que las nuevas tendencias en el deporte buscan un tipo de formación donde se trabajen las situaciones reales de juego. 

En las escuelas de formación deportivas como son INEF y Cursos de Entrenadores, están avanzando en esa dirección por un motivo muy claro y es que a los entrenadores les ofrecen las herramientas principalmente para competir pero, los que se dedican luego a la formación desde la iniciación, todo esto que han aprendido no tiene mucha utilidad ya que está dirigido sobretodo al fútbol profesional. Lo que está pasando es que convierten los entrenamientos con los niños en entrenamientos para profesionales y son niños en el periodo de aprendizaje más importante de su vida.

De nuevo nos toca navegar contra corriente ya que posiblemente seamos de las pocas escuelas del mundo que aplicamos esta metodología para la formación técnica del jugador. Pensamos y estamos convencidos de que la técnica hay que aprenderla mediante la repetición del gesto técnico ofreciendo un modelo adecuado. 

Las situaciones analíticas te permiten muchas repeticiones y te facilitan la posibilidad de corregir en el campo hasta que consigues la máxima perfección en ese gesto técnico. Tras esa fase inicial, es importante ir añadiendo situaciones reales de juego para que el jugador sepa aplicarlo en los partidos. Podemos añadirle un defensa para que se encuentre con una situación de mayor dificultad y sea más adaptado a lo que luego se va a encontrar en los partidos. Podemos pedirle que lo haga más rápido, tal y como se ejecuta en un partido. Incluso podemos animarle a que tome la mejor decisión según la situación que le presentamos, para que aprenda a pensar rápido y tomar decisiones en el partido, etc. 

Se trata pues de introducir todas las variantes que quieras a partir de un ejercicio analítico con lo que consigues una cierta progresión en el propio ejercicio que va de lo más sencillo a lo más complejo. De esta forma, nuestra metodología podemos llamarla progresiva, ya que empezamos de forma analítica y terminamos en una situación real de juego. 

Lo que el entrenador debe saber hacer es adaptar esos ejercicios al grupo que tiene con la mejor metodología. Si son niños iniciados, habrá que dedicar más tiempo al trabajo analítico y si son jugadores con una buena base técnica, dedicaremos menos tiempo al trabajo analítico y más al global. Esta es nuestra posición en esta discusión.

Un entrenador que venía por primera vez a impartir clases, con gran experiencia como entrenador en diferentes países, decidió aplicar su metodología global a nuestros cursos. Cuando analicé sus entrenamientos, me di cuenta de que estaba enseñando conceptos tácticos y dejaba bastante de lado los aspectos técnicos. Es el típico entrenador de equipo que piensa que esto es lo más importante en el fútbol. 

Por desgracia, en los equipos de fútbol se trabaja muy poco o nada la técnica y eso que están en la edad ideal para hacerlo. Los entrenadores lo que buscan es posicionarlos bien en el campo y sacar los partidos adelante pero “no tienen tiempo para enseñarles la técnica” y, posiblemente esos chicos se quedarán estancados con lo poco que ellos aprenden por su cuenta.

Nuestra experiencia en estos últimos 30 años es que existe un espacio vacío en el fútbol formativo que nadie quiere ocupar porque no es rentable a corto plazo que es la formación técnica del jugador. Es algo complejo y no se notan los resultados a corto plazo y por lo tanto se prefiere obviar este espacio tan necesario y pasar al escalón siguiente que presupone tener asumida la formación técnica para jugar en equipo y enseñar los movimientos tácticos que precisa un jugador.

Para justificarse, señalan que en los ejercicios que proponen ya existen objetivos secundarios técnicos pero siempre trabajados con situaciones reales de juego porque es la forma de aprender a jugar al fútbol.

En este caso que comentaba de este entrenador, el objetivo técnico era el pase templado pero lo que les enseñaba era el trabajo de amplitud en el inicio de un ataque. Conté algunos pases en la sesión. Se produjeron 10 pases en todo el ejercicio por parte de todo el grupo. En una sesión más analítica, un solo jugador puede llegar a realizar hasta 100 pases en una sola sesión. En esta, algún jugador no había podido realizar ni uno solo. Los chicos tienen derecho a que se les enseñen todos los secretos de la técnica y no a ser usados como piezas para ganar partidos. Están en un periodo de formación y es necesario dedicarles tiempo a la técnica individual para que tengan bien arraigados los fundamentos del fútbol.

Todos los deportes tienen un proceso de aprendizaje analítico. Para encestar a canasta, un jugador de baloncesto debe pasarse miles de horas lanzando y corrigiendo pequeños aspectos como son la flexión del brazo, el movimiento de la muñeca, la colocación de los dedos, etc., y más adelante, cuando ya se domina todo esto con una gran perfección, podemos diseñar ejercicios más globales para que ese lanzamiento sea en situación real de juego.

El juego del golf, que tiene cierta similitud al fútbol, antes de salir a jugar te pasas muchas horas lanzando bolas y perfeccionando los diferentes golpes que luego aplicarás en tu recorrido. Cuanto más practiques, mejor jugarás luego. Es verdad que hay otros aspectos más tácticos que se aprenden jugando pero la repetición es fundamental.

Enseñar los fundamentos es más complicado y más aburrido para el entrenador que el juego real. Pero eso no quita que se tenga que hacer y conseguir la máxima perfección en esos gestos técnicos. Cuando los domina muy bien, ese gesto se automatiza y se realiza sin pensar. Es el momento de poder dedicar nuestro cerebro a tomar decisiones tácticas. En pocos segundos, debo decidir si tirar o pasar y, si el gesto técnico lo domino, puedo centrarme completamente en estos otros aspectos.

Nuestra escuela de futbolistas, trabaja con los más jóvenes la técnica individual y se ha convertido con el tiempo en una referencia mundial. Nuestros vídeos de técnica son utilizados en las escuelas de entrenadores de todo el mundo, muchas escuelas de fútbol utilizan esas imágenes como instrumento de formación de sus jugadores. Son millones las visitas que tenemos en nuestro canal de Técnica de YouTube. Puedes ver por ejemplo uno de ellos con más de un millón y medio de visitas: https://youtu.be/Qwu5fS17Z0o

Cada año acuden miles de jugadores de todo el mundo a nuestros cursos porque desean mejorar su técnica ya que en sus clubes no se lo enseñan pero se lo exigen para estar en lo más alto. Los resultados más interesantes que hemos podido detectar al final de estos cursos es la enorme confianza y seguridad que adquieren en si mismos porque se dan cuenta de que son capaces de hacer cosas en el campo que antes no realizaban. 

Eso significa que cuando llegan a sus clubes son valorados por la enorme técnica que poseen. Y eso les permite realizar cosas que los demás nunca han trabajado. Sabemos que esto no es todo para un futbolista porque es necesario dominar otros aspectos para llegar a formar un jugador completo pero lo que sí está claro es que posee algo muy esencial que si no se adquiere a esta edad, es muy complicado que lo haga más adelante. Y eso se debe a un trabajo muy profundo de la técnica individual.