La Fundación Marcet fue creada con la idea de mejorar el fútbol en dos aspectos en los que Javier Marcet echó en falta en su carrera deportiva: el entrenamiento de la técnica individual y la formación en valores a través del deporte.

Durante estos 20 años de funcionamiento, la Fundación se ha ido extendiendo. De ser algo muy local en Barcelona, pasó a extenderse por toda España y actualmente acuden profesores y alumnos de todo el mundo.

Todas las actividades de la Fundación se centran en la formación tanto de jugadores como de entrenadores.