Un alpinista de Nueva Zelanda se convirtió en el primer hombre que logró pisar la cima del Everest, la más alta del mundo, con 8,848 metros de altura, a pesar de tener las dos piernas amputadas a la altura de las rodillas. Tras 40 días de ascensión, Mark Inglis alcanza su máximo sueño 23 años después de perder sus dos piernas. Pero, ¿quién es Mark Inglis y cómo perdió las piernas? Ciertamente no lo hubiéramos conocido jamás si no fuera por ese gran espíritu de superación que demostró durante toda su vida y que le permitió vencer todo tipo de dificultades. Ojalá esta historia te sirva para reforzar tu actitud en el deporte y te acuerdes de Mark cuando surjan las dificultades en tu camino. La actitud es lo que marca la diferencia entre un deportista y un gran deportista. No lo olvides.