¿Por qué no hay equipos españoles en semifinales de la Champions?

Aunque es una opinión muy personal, la primera razón por la que pienso que no hay equipos españoles en la Champions es porque, aunque no queramos reconocerlo, ya no tenemos el mejor fútbol del mundo. Eso ya pasó hace tiempo y no nos acabamos de enterar. Nos hemos quedado atrás. El fútbol que he podido ver en otros lugares de Europa supera con creces el que se practica en España. 

Lo que está ocurriendo es una buena noticia para el fútbol. No existen los monopolios. Aquí no siempre gana el mismo. Puede ser que durante un tiempo un equipo lo gane todo pero al poco tiempo, el fútbol evoluciona y son otras formas de jugar las que consiguen buenos resultados. 

¿Qué pasa? ¿Lo de antes era malo y lo de ahora bueno? No, ni mucho menos. Lo de antes era muy bueno y daba sus resultados. Por esa razón se impuso. Podíamos ver a equipos muy técnicos españoles ganar la Champions y derrotando a equipos que antaño eran los mejores. 

Pero gracias a este dominio futbolístico, los demás equipos europeos han tenido que organizarse para encontrar una formula que pueda vencerles. Mientras nuestros equipos españoles se dormían en los laureles porque estaban en la cima y se sentían como dioses, otros equipos, quizá más humildes han tomado la delantera a base de intentar nuevas formulas para superarles. Esto es el fútbol. Se trata de ganar al rival y superarle como sea. 

Desde hace ya unos años, el Barça, por ejemplo, se ha visto superado por equipos ingleses, italianos y alemanes. Han planteado un fútbol donde el físico es tan importante como la técnica. Son auténticas máquinas de jugar al fútbol, incansables desde el minuto uno al noventa. Quizá no son tan técnicos como el Barça pero su fortaleza física y su poderío técnico superan con creces el fútbol español.

¿Quiero decir que los jugadores del Barça o del Madrid son inferiores? No, ni mucho menos, los jugadores de estos dos equipos son, analizando uno a uno mejores, posiblemente. Pero como equipo, eso es importante si añadimos otros factores. Estamos hablando de integrar el aspecto físico, técnico y mental. Ha terminado la época del toque y más toque donde el equipo busca sobretodo la posesión del balón para que no la tenga el otro. No, ahora el fútbol es para superhombres que salen al campo a morir pero con las ideas muy claras, no a lo loco. 

Por eso Guardiola está fracasando en su proyecto del City. Tiene un gran equipo pero no consigue ganar nada. Ha formado un equipo de jugadores adecuados para un estilo de juego que ya está anticuado. Eso es el pasado. Ahora se juega más rápido, más fuerte, más intenso sin olvidar que también es muy técnico.

Cuando los jugadores del Barça quisieron ganar al Bayern, se encontraron con un vendaval que no había como pararlo. Pero eso ya lo vimos los pasados años con los equipos que eliminaron con goleadas al Barça. Sin embargo, los equipos españoles, con mucha falta de humildad, no quieren reconocerlo y siguen creyendo que su fútbol es el bueno. Se empeñan en seguir jugando como siempre hasta que el batacazo es tan fuerte que no tienen más remedio que reconocerlo.

El Barça es el equipo español que más suerte ha tenido porque la goleada ha sido tan importante que no te permite buscar excusas como la mala suerte, el sorteo, la pandemia, el entrenador, o lo que se te pueda ocurrir. No, ahora es cuando vamos a poder apreciar si realmente es más que un club como alardea constantemente. Lo demostrará en el momento que acepte con humildad que lo han hecho mal. Sin buscar culpables. El que busca el fallo en el otro es porque es poco humilde y no es capaz de reconocer que parte de la culpa es suya. No toda, quizá pero si una parte importante. 

En el caso del Madrid, es más problemático porque ellos siguen diciendo que son el mejor equipo del mundo pero no han pasado de los octavos en la Champions. Ese orgullo y el haber ganado la Liga disimula bastante la realidad. El Madrid de Zidane deberá cambiar muchas cosas si quiere llegar a ser de verdad algo en el fútbol internacional. 

A partir de ahí, sin destruir nada, hay que empezar a construir algo diferente. Hay que sentarse en el banquillo y ver a los equipos que ahora triunfan y estudiarlos y decidir cómo podemos construir un equipo ganador. Eso es lo bonito del fútbol. No gana el que tiene más dinero sino el que se ha preparado mejor. No gana el que tiene los mejores jugadores sino el que ha construido el edificio mejor. 

Los equipos españoles lo han hecho bien pero se les ha terminado la gasolina. Ya no sirve lo que hacían  porque hay otros que lo han superado con creces aunque algunos no quieran reconocerlo y sigan insistiendo que el problema es su presidente, su entrenador o los jugadores que no quieren ganar porque ya lo han ganado todo y les falta motivación.

Yo no digo que posiblemente haya que cambiar el entrenador o el presidente pero no porque haya perdido la liga y la Champions sino porque debe ser capaz de encontrar esa nueva fórmula que supere a la actual y escoger muy bien a los jugadores que deben formar este nuevo equipo.

Grave error sería intentar traer a entrenadores de la época Guardiola como son Xavi o Koeman. Sería seguir apostando por el mismo camino de estos últimos años y signifcaría arrastrarnos un año más. A no ser que estos entrenadores vengan a aportar algo nuevo: la fórmula que supere al actual fútbol ganador. Es probable que se les fiche  porque siguen esa línea de estilo de Cruyff que ya se acabó, lamentablemente, porque todos hemos disfrutado mucho viendo ese fútbol.

El Barça no puede mantener ese estilo de juego argumentando que no podemos perder nunca el estilo Barça. Es cierto que lo ha sido durante unos años, pero antes de Cruyff, se jugaba de otra forma y en el futuro se puede jugar de otra. Mantenerse tozudo en esta posición es falta de humildad por parte de los que deciden y no se dan cuenta de las consecuencias que esto puede acarrear.

Yo propondría un entrenador con capacidad para poder superar esta crisis con propuestas realmente superadoras y siempre contemplando el fútbol que en estos momentos está triunfando.  También cerraría las puertas a los entrenadores que no ofrecen posibilidades de cambio en el estilo de juego. No digo que el actual entrenador del Barça sea el culpable de todo, ni mucho menos. Hay muchos factores que debemos tener en cuenta. Pero quizá no tenga el perfil para poder levantar un reto tan grande. Eso no lo puedo saber yo porque no lo conozco y sería una falta de respeto hablar mal de alguien sin conocimiento de causa.

Y dentro de todo esto, nos encontramos con Messi, un jugador que nos lo ha dado todo, que hemos podido disfrutarlo tantos años y que ahora se encuentra que no puede ganar nada. Yo creo que Messi tiene que darse cuenta de que no es culpa de los demás sino que es un pco de todos. Suya también. El Barça de Messi es la continuidad de lo que Cruyff y Guardiola proyectaron en el Barça. Ha faltado personalidad por parte de Messi para darse cuenta de que había que cambiar la forma de jugar. Pero quizá no sea la persona adecuada para darse cuenta de esto. Está claro que un capitán no puede esconderse en la media parte ni desaparecer del partido cuando su equipo más lo necesitaba. 

¿Es el capitán que necesita el Barça? Posiblemente si las cosas fueran bien, sí pero en un momento como este en que hay que construir un nuevo Barça, no es el capitán adecuado. Debe aparecer cuando las cosas van mal, debe aportar algo nuevo que tire del equipo, debe transmitir esa confianza en los demás para sacar el proyecto adelante y debe ser muy inteligente para saber leer lo que está ocurriendo y no ahogarse en una gota de agua.

Por tanto, y de forma muy resumida, estamos en un gran momento de la historia del fútbol donde podemos presenciar desde nuestro banquillo, cómo el fútbol español se reinventa para salir en poco tiempo victorioso superando a los vikingos del fútbol que están en estos momentos arrasando Europa.

Pedro Marcet

Autor de la colección: “Ayúdale a triunfar” de Amazon

Ayudale a Triunfar: Como apoyar a tu hijo futbolista sin equivocarte: por Amazon

Ayúdale a triunfar: El entrenador como formador por Amazon

Aprendiendo con valores: Ayúdale a triunfar por Amazon