Son miles y miles los jugadores que han pasado y siguen pasando por nuestra escuela de futbolistas. Altos, bajos, fuertes, delgaditos, rápidos, explosivos, creativos, …de todo tipo. Si les miras a la cara, cada uno te está diciendo algo distinto, importante. Cuando vemos a un jugador que tiene talento y realiza grandes acciones técnicas, le admiramos, valoramos esas habilidades. Pero cuando vemos a alguien que entrega el alma en el partido, que lucha, que se