Estas son las palabras que pude escuchar de un entrenador a sus jugadores de 12 años, antes de iniciar una competición muy importante. Pienso que no tienen desperdicio para una escuela de futbolistas: Mientras los jugadores terminan de atarse las botas y colocarse las protecciones, el entrenador entra en el vestuario y con una voz muy pausada y tranquila comienza a hablar. “Me imagino que todos los jugadores que estáis aquí sois conscientes de la