El fútbol no es tuyo, es de ellos. Millones de jóvenes se preparan semana tras semana para participar con su equipo en una competición. Con qué ilusión se acuestan el día anterior y madrugan para poder jugar su partido de fútbol. Cada fin de semana es un nuevo reto. ¿Ganaremos? ¿perderemos? Bueno, ya se verá. La ilusión siempre se mantiene hasta el momento que saltan al campo y, entonces, esas ganas se transforman en energía,