Comprender a las personas

Siempre me ha gustado tener un capitán, capaz de arrastrar al equipo hacia metas altas, que tire del grupo y los una para sentirse más fuertes ante las dificultades del camino. Encontrar esa persona no es nada sencillo pero yo la tenía y ¡cómo cambia todo cuando tienes a un jugador de estas características! Es cómo una bicicleta eléctrica, cada vez que pedaleas, sientes como una fuerza invisible te empuja hacia delante alcanzando la meta