Querer a los jugadores

Lo primero que espero de un entrenador es que esté preparado académicamente y sepa transmitir sus conocimientos. Desde luego esto es fundamental, pero no es suficiente. Un buen entrenador es también aquel que es generoso con su saber, su tiempo, su escucha atenta a cada uno de sus jugadores. Los mejores entrenadores quieren a sus alumnos y no les importa que se note. Este es el mejor método educativo que existe: querer a tus jugadores,